Entrevista: Estrella Florres Carretero

Hola, Estrella, lo primero agradecerte tu amabilidad al acceder a tomar esta primera taza de té conmigo.  

 

Poniendo en conocimiento a nuestros lectores les diré que Estrella Flores Carretero, es una mujer nacida en Extremadura, España, y que en la actualidad vive y ejerce en Madrid.  

 

Cuenta con tres novelas; Días de Sal, Piel de agua, y su recién publicada Duele la noche 

 

Una mujer cuya pasión por la conducta humana la llevó a formar su vida laboral en la psicóloga clínica y la pedagogía, que encaminaron sus pasos hasta desembocar en el apasionante mundo de la escritura.  

 

Tomamos té con Estrella Flores. 

 

Lo primero que me gustaría conocer es, ¿qué parte de Estrella psicóloga se lleva Estrella escritora y viceversa? Siempre y cuando sea posible de diferenciar.  

 

Realmente creo que el oficio es algo que nunca se pierde cuando una persona escribe. No es que me proponga o no ser psicóloga a la hora de narrar una historia. Pero tanto el mundo de la literatura como la psicología de alguna manera, toca el mundo de las emociones y, aunque no pretendo dar lecciones sobre nada, sí me gusta invitar a la reflexión acerca de modelos aprendidos, a los valores que se integran y de los que vamos nutriéndonos casi sin darnos cuenta a través de aquellas personas importantes que fueron nuestros modelos en la infancia, y esto es muy psicológico. Pensamos erróneamente que los patrones de la personalidad no son modificables y que se debe vivir con ello, “porque yo soy así”, el resto de la existencia. Mis novelas invitan a la percepción positiva sobre las opciones al cambio, a la búsqueda del bienestar personal y al encuentro de lo grato de la vida, sintiendo que pueden hacerse realidad todos los sueños siempre que luches por conseguirlos. Invito  a no conformarse con lo que no te hace feliz, hay que rebelarse contra ello utilizando los recursos personales que posees y buscando los nuevos para dar ese salto hacia el futuro; para mí no es más, que el propio sentido a la existencia. 

 

¿Qué razón te lleva a que tus novelas estén protagonizadas por personajes femeninos? ¿Influye en ello quizás tu condición de mujer o te ves creando una novela bajo la voz de un protagonista masculino? 

 

Mi forma de crear es muy particular. Me mimetizo con el personaje y vivo con él la historia. Esos es lo que me gusta de la escritura, vivir doblemente la vida, la realidad de todos los días y la de mis novelas.  A mí me cuesta ponerme en el papel de un hombre y, aunque lo hago, me siento más ágil en el de una mujer. Pero a esto se une algo más importante desde mi punto de vista: a las mujeres durante siglos se nos ha educado para aceptar lo que la sociedad impone, con las consiguientes limitaciones para el aprendizaje y el conocimiento que ello conlleva. Durante siglos, el mundo ha sido en algunos aspectos “de los hombres”. Creo que siempre hay puertas abiertas a la esperanza para cambiar por mucho que te eduquen en que “eso” o “aquello” que no es posible. Por el hecho de ser mujer no tenemos que “aceptar” aquello para lo que creen que es el “prototipo” de lo correcto, porque eso es lo que se espera, ese jamás debe ser el límite. En la actualidad continúa ocurriendo lo mismo en muchos campos. Pretendo trasmitir al lector que aunque eso ocurría en otro siglo, todo es posible. Mis personajes femeninos son mujeres luchadoras, tal vez fuera de su tiempo en mis novelas pero adaptadas en la medida de lo posible para no sufrir, respetándose a sí mismas, que hacen lo que quieren y buscan acceder a ese conocimiento que se les ha vetado, aunque ello suponga vestirse de hombre como Martín/Martina, la protagonista de Duele la Noche 

 

De todas las mujeres que protagonizan tus novelas, ¿cuál encierra más de Estrella Flores? 

 

Soy un poco de todas. El mundo, y mi mundo como parte del mismo, se mueve por emociones y, estamos en continuas luchas entre los miedos más íntimos guardados dentro de uno mismo. Nuestras rutinas nos hacen pensar que controlamos el dolor, el amor, el desamor, la amistad y los miedos. Pero inconscientemente hay elementos, como por ejemplo el miedo, nos paraliza y nos hace estancarnos en estas rutinas y hábitos que creemos controlar. Trato de trasmitir que la vida está llena de cambios y eso es lo que yo personalmente creo. Sé que hay que fluir con ellos en aquella dirección que queramos, no con las inercias personales sin objetivo. Porque ahí está la clave de la felicidad. No hablo de una felicidad permanente, porque mi concepto de ella es sentirse a gusto con uno mismo y tener pequeños pellizcos de bienestar. Mis novelas son parte de mí, parte de mis emociones y, por supuesto, parte de mis reflexiones y pensamiento. 

 

¿Por qué duele la noche?  

 

La noche siempre nos hace ver la realidad más distorsionada, siempre en la parte oscura de lo que vivimos, pero yo siempre pienso que en todas estas situaciones hay una pequeña puerta casi abierta donde se encuentra luz para mirar las cosas de otra manera. En la novela dice algo así “donde duele la noche, hay una ventana para saltar y dejar que entre el amor, donde el dolor se escapa y se convierte en un pellizco de felicidad que enciende el alma en la dirección que queremos”. 

 

¿Dónde quedan en la sociedad de hoy en día los valores de los que se hablan en tus novelas?  

 

Yo creo que continúan existiendo, creo en la cultura del esfuerzo, la honestidad, la tolerancia, la generosidad,  la flexibilidad ante los actos o las opiniones de los demás. Lo único es ser coherente con lo que crees y ese es el aprendizaje que puedes trasmitir a los demás. A veces se cae en la trivialidad de que podemos decir cualquier cosa sin respetar al que tenemos enfrente, pero eso son unos pocos aunque se oiga mucho.  

 

Me llama la atención la portada de Duele la noche, ¿Cómo fue el proceso de creación y elección? 

 

La portada está hecha por una amiga a la que quiero mucho y que ha hecho todas las portadas de mis libros, Charlotte Goeders. Ella es diseñadora gráfica y artista. Es muy creativa, a mí me encanta como trabaja. 

 

Háblanos de Martina, protagonista de Duele la noche, ¿cómo fue la creación de un personaje tan particular como es ella y cuál es el mensaje que te gustaría que ella transmitiera?  

 

Martina es un personaje que a mí me apasiona, es parte de mí y la clave es que es un personaje con “pasión”. Sé que con pasión se cree de verdad en los sueños y que los sueños se hacen realidad cuando uno los desea tanto que llega a conquistarlos. Para mí la pasión es dar cauce a lo que cada uno tiene, pero dejándote fluir por el hecho de hacerlo, sin buscar más allá que el disfrute personal en sí, en su estado más puro.  Estoy segura de que este proceso con el que lo vivo debe generar un efecto positivo en la personalidad de mis personajes y, directa o indirectamente, en la gente que lo lee. Después hay que añadir -como lo hago en mi propia vida- disciplina, constancia  y esfuerzo para conseguir ese sueño. 

 

¿Cómo es un día normal en la vida de Estrella Flores, cuando no ejerce ni de psicóloga ni de escritora?  

 

Yo me levanto muy temprano, me encanta ver despertar la mañana por la ventana y ver cómo Madrid se pone a funcionar. Llego al trabajo muy pronto, entre las 7.30 h. y las 8.00 h  y planifico mi día. Pero cuando acabo mi jornada, me gusta mucho leer, ver una exposición, estar con mi pareja o disfrutar de una cena con amigos. Y en los fines de semana me gusta mi tierra, tengo una casita en Extremadura y allí paso todo el tiempo que puedo disfrutando del campo junto a la persona con la que comparto mi vida desde hace treinta años. Pero también me encanta estar en casa, leyendo, viendo cine, tocando el chelo o simplemente leyendo el periódico. Me gusta disfrutar de un jamoncito extremeño, de una copita de vino o de un guiso de patatas. 

 

Me gustaría que compartieras con los lectores ¿cuál es ese rincón donde perderte, ese lugar que siempre vuelve a enamorarte? 

 

A mí me encanta viajar y conocer a gente de otros países con los que compartir cosas, cultura, aprender de los demás. Pero no tengo un lugar donde perderme, disfruto de lo que tengo y de lo que puedo. Soy bastante “disfrutona”. A veces con cosas pequeñas, como ver amanecer con un café un día de invierno… 

 

 

Cuéntanos un sueño por realizar y uno ya  logrado.    

 

Cuando se queda con los derechos de mi segunda novela, Piel de Agua, Penguin Random House y entra en América, a mí me pareció que un sueño se hacía realidad. Ver traducida al inglés mi novela e ir a presentarla a Estados Unidos era algo que yo no podía imaginar. Pero ocurrió, y viajé a Estados Unidos, Colombia, Panamá y a numerosos lugares de Latinoamérica, y lo mejor es que conocí a tanta gente de la que aprender y nutrirme que el libro pasó a un segundo plano. Algunas de esas personas ahora son mis amigos y forman parte de mi vida.  

 

Otro de mis sueños es dar la vuelta al mundo con la persona a quien quiero, quise y querré siempre, que es con la que comparto la vida. 

 

¿Dónde se inspira Estrella Flores para empezar a forjar una novela? 

 

En las cosas cotidianas, en las lecturas, en la gente, en todo lo que me resulta curioso. 

 

¿Qué parte de la niña que fuiste sigue viviendo en ti? 

 

De pequeña siempre vivía mis mundos, mis hermanos -que somos cinco- siempre dicen que estaba todo el día disfrazada jugando a ser el personaje que inventaba ese día. Dicen que así hacía lo que quería. Pero ahora sigo haciendo lo que quiero, disfruto con mi trabajo, me siento querida por los demás y tengo lo que necesito para vivir. Sé disfrutar con poco o con mucho. Tengo la suerte de no haber sentido jamás envidia por nada y, aunque suene raro, es así. Creo que soy generosa. 

 

Me gustaría saber tú opinión personal sobre la posibilidad que las nuevas tecnologías están brindado a los nuevos escritores y en consecuencia, el aluvión de títulos nuevos que existen en el mercado. 

 

Yo creo que eso es bueno. Me encanta poder elegir. Todo escritor que ha hecho un libro, tiene mucho mérito desde mi punto de vista del trabajo y la constancia. Otra cosa es que sea bueno o malo, pero en todos los casos tiene su valor. Yo siempre trataré de ayudar a la gente que escriba y pueda apoyar dentro de mis limitaciones. A veces no nos apoyamos mucho en este campo. Fuera he podido comprobar cómo la gente te ayuda a que todo salga bien con tus novelas y pienso que es algo que nos falta en España. Siempre digo que todo el mundo puede escribir un libro, sólo hace falta disciplina y un poco de creatividad, y si el deseo del autor es publicar y estas tecnologías se lo permiten, pues adelante. 

 

¿Es España un país dónde se lee poco y se critica mucho? 

 

Pienso que tal vez ayuda poco el hecho de que estamos en un mundo de la inmediatez, eso supone que quieres de inmediato saberlo todo y la espera en el proceso de lectura, no ayuda mucho. A esto se une que las nuevas generaciones están más interesadas en un tipo de literatura muy específica. En mi época leíamos todo tipo de novelas, intercambiábamos con los hermanos, primos y amigos. Esto nos enriquecía. Pero ahora eso ya está obsoleto. Claro que yo ya soy de otra generación, tal vez en extinción (ja, ja). 

 

Bajo el punto de vista profesional que te brinda la pedagogía, ¿crees que se está inculcando el hábito de la lectura a los jóvenes de forma exitosa? 

 

Creo que esto es culpa nuestra. No estamos inculcando el hábito de la lectura como tal vez debiéramos. Por otro lado, estamos en un mundo donde la imagen prima sobre las palabras, y esto es un hándicap. Pero yo creo en el futuro, y sé también que los que leen, leen mucho. 

 

 Ahora, nos gustaría un poco saber de tus gustos:  

 

¿Título de un libro que nunca te cansas de releer? 

 

Las obras de W. Shakespeare, en ellas está todo: el amor, la pasión, los celos, la maldad, la bondad, los valores…todos los temas que atañen al ser humano, a la vida. 

 

Última película que has visto. ¿Por qué la recomendarías? 

 

Este fin de semana he vuelto a ver Blade Runner, es una película de los ochenta, pero para mí sigue teniendo esa esencia de, a pesar de ser una película de ciencia ficción, la búsqueda del ser humano por las cuestiones como el sentido de la existencia.  

 

¿Tus gustos musicales pasan por el pop, rock, los clásicos o tal vez el tan de moda Reggaetón? 

 

Me gusta todo tipo de música, tal vez el Reggaetón un poco menos.  

 

¿Un vicio qué solo te permites muy de cuando en cuando?  

 

Un maratón de cine con mi esposo desde la mañana hasta la noche en casa, tumbada en el sofá con descansos para picar algo. 

 

¿Un propósito qué te haces cada año y que nunca cumples?  

 

Vivo el día a día, nunca me hago propósitos. 

 

Hasta aquí esta taza de té, se quedan muchas preguntas en el tintero y estoy segura de que existirán más ocasiones donde poder seguir conversando.  

 

Gracias por tu amabilidad y desde Mangata Magazine te deseamos muchos éxitos en este apasionante mundo de la literatura.

Mangata Magazine
Teléfono:
Fax:
Dirección de correo electrónico:
Tweets de Mangatamagazine @mangatamagazine